“Pedir un presupuesto”

“Pedir un presupuesto”

Es un problema muy grande actualmente el sistema de pedir presupuesto para cualquier tipo de eventos, está muy claro que las personas siempre están apuradas quieren las cosas para ahora mismo y no son muy pacientes.

Pero eso no quita que los que estamos del otro lado cumpliendo nuestro trabajo tengamos que modificar nuestro estilo de trabajo y nuestra calidad de atención al cliente.

Para poder solicitar un presupuesto claro es imprescindible una reunión técnica, no podemos dimensionar lo que la persona necesita sin tener una charla con la misma, no estamos vendiendo una lata de gaseosas que ya sabemos su descripción y características específicas estamos vendiendo momentos únicos y momentos que van a quedar en la memoria de las personas por siempre. Como por ejemplo un 15 años, una fiesta de un añito del reí o reina de la casa o una Boda, son eventos que necesitan de muchos detalles y de un manejo de presupuesto.

Las personas no tienen tiempo para reuniones técnicas, perfecto lo entendemos pero necesitamos datos mínimos para poder iniciar un “esquema” de presupuesto como por ejemplo la fecha, el lugar, la cantidad de invitados y un mínimo detalle de lo que queremos en estilo de la fiesta y que vamos a comer o tomar. Si bien hay personas que inician de cero estos preparativos perfectos pero ya se tuvo que haber tenido una charla con los papas, con la pareja o con los encargados de la fiesta, eso ayuda como datos de lo que uno va buscando.

Sin la fecha como podremos ver disponibilidad de salones, iglesia, servicios etc.

Si no sabemos el lugar como podremos dimensionar los costos de fletes por ejemplo no es lo mismo una fiesta en el centro de asunción que en la quinta en piribebuy.-

Sin la cantidad de invitados no podemos saber de cuanto estamos hablando en presupuesto, todos los proveedores involucrados el catering, las sillas, los mozos todos necesitan saber la cantidad de personas mínimas para estimar un costo.

En el estilo de la decoración no podemos lanzar el diseño de una boda con flores cuando de repente la novia dice a no me gusta las flores quiero velas, esos detalles son claves para saber para donde va dirigido el presupuesto. Sabemos que muchas veces no tienen mucha idea pero está claro que de repente quien más quien menos soñó con el evento y ya lo tiene dibujado en la cabeza y el corazón como lo quiere.

Siempre digo se imaginan que uno lanza a 30 albañiles en tres enormes patio para construir un edificio, sin un plano, sin saber cuál es el terreno, para donde es el frente, sin ningún detalle de la construcción,  ese edifico es casi imposible que avance.

Pues bien es prácticamente lo mismo.

Elena Guerrero

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*